CARMEN SIGUENZA






GIOTTO

Tu verdad es el mineral que vas extrayendo de las
paredes

En tí me busco para poder ser.
Los ojos, la mirada, los colores, la luz, el aire, son
el espejo que me devuelve la verdad.

Una verdad que es más verdad que la verdad de mi
rostro.

Ojalá tu mirada recorra el mundo
¿Por qué reinventar lo hecho?

En Florencia, tu casa, no importan los siglos
transcurridos
ayer es hoy.








BAJO EL DISFRAZ

Las luces desvelan la oscuridad de tu boca
y aquí entre tanta luminosidad
y sin apenas sol
sólo alcanzo a ver el brillo de algo que me inventé.
Ahora existes pero, ya no vives la vida que te
regalé.
Tu fuerza es invisible
y tus ojos no alcanzan el borde de mis labios
Te desvaneces sobre la manta roja del olvido
tu oquedad no llena mi ojo y
mis manos ya no sienten tu piel,
antes presta, ahora rugosa.
Adiós vida, instante de gloria, escalón de barro.
Adiós mi amor
ya no sufro al fín.


A las piedras de Oteiza


La creacion es hija de la angustía
los colores no dejan paso a la verdad,
te invitan, te envuelven.
Acercan la luna a tu mano, pero su baño blanco no penetra tu piel.
Los poetas son los únicos seres conscientes de que el
hombre es incompleto.







 



[volver] Home

Rebaño Editorial Poesía Enlaces Relatos Pintura Vivir en bajito Denuncias Artículos Pasto de Cabrasola Poesía Visual

Cabrasola se colgó de la red en diciembre de 2001. Última actualización: vete tú a saber cuando ...
® Cabrasola 2001. Todos los derechos reservados.

info@cabrasola.com