yA NO LaDRo

      

poesía visual


MÓNICA ARREOLA  

Mónica Arreola (Tijuana en 1976) arreola_monika@hotmail.com. Estudió arquitectura en el Instituto Tecnológico de Tijuana. Se ha desenvuelto en diferentes disciplinas, como el arte instalación, libro-objeto, collage, fotografía a blanco y negro, arquitectura, performance, arte digital y escanografía. Ha participado en más de una docena de exposiciones en diferentes foros institucionales e independientes del Norte de México. Una escanografía suya obtuvo –en colaboración con H. Yépez– el primer lugar del concurso para espectacular del puente fronterizo "México" dentro del festival internacional de Arte Instalación Insite. Recientemente apareció un ensayo teórico en la revista nacional La Tempestad (mayo del 2002) donde explica la esencia y principios del uso del escáner en la fotografía actual acompañado de 6 imágenes escanográficas suyas, que forman parte del dossier en homenaje a los 100 años del nacimiento de Manuel álvarez Bravo, incluidas junto con fotografías de éste y de Pedro Meyer.

Adiós a la cámara. La fotografía en la era del escáner

Mónica Arreola y Heriberto Yépez

 

Si la fotografía es fijar imágenes sobre superficies sensibles a la luz entonces construir imágenes con un escáner es fotografía. El escáner permite hacer fotografía sin utilizar la Cámara. Parecía "natural" el uso de la cámara en la fotografía el uso pero de súbito nos percatamos de que algo que parecía forzoso a ella, no lo es en realidad. El escáner (como las cámaras digitales) nos recuerdan que la fotografía es un arte de lo artificial. Las demás artes tuvieron la fortuna de nacer sin la ayuda expresa de la tecnología moderna; la fotografía, en cambio, nació gracias a ella. Por lo tanto, no puede simular nunca ser una disciplina "natural". La fotografía es esencialmente tecnológica. (Nació gracias a la tecnología. Por ende, cuando deje de retecnologizarse dejará de ser fotografía). En suma, la fotografía no es necesariamente igual al uso de una cámara manual.

La fórmula ha cambiado en la Era Electrónica. Los rollos, los químicos, los cuartos obscuros y los negativos están desapareciendo y las cámaras comparten su hegemonía con otros aparatos. (La cámara manual sigue teniendo control y debido al avance de la tecnología tiene que mutarse y adaptarse a coexistir con sus competidores). Está desapareciendo o disminuyendo sus privilegios todo aquello que parecía la "esencia" misma de la fotografía.

Al uso del escáner le podríamos denominar escanografía. La escanografía tiene el propósito de obtener de un objeto una imagen-concepto. El escáner, la cámara digital, la webcam o la cámara de vídeo digital son instrumentos aliados de la neofotografía. Además, en la esfera escanográfica, el escáner no es la única herramienta primordial sino que también lo es la impresora (Madre Mecánica que puede reproducir infinitamente). Por otra parte, la fotografía sin cámara ya ha tenido importantes precursores desde el vanguardismo del siglo XX. Los rayogramas de Man Ray ya involucraban una relación directa entre el objeto y la imagen, prescindiendo de una cámara.

Una de las ventajas del uso del escáner es que otorga una lectura casi microscópica del objeto. (La cámara es telescópica; el escáner, microscópico). Al contrario de la fotografía con cámara, en el escáner no hay distancia entre el objeto y el lente. (Ni en el zoom más cercano existe ese roce con el objeto que caracteriza a la intimidad del escáner). Las imágenes del escáner se construyen con objetos dentro de un encierro. Lo que diferencia a la escanografía de la fotografía tradicional es que la primera se produce dentro de un encierro mientras que la segunda generalmente trabaja en espacios abiertos. Este encierro concede una intimidad entre el artista y el objeto. El mundo externo deja de importar e incluso deja de existir. Sólo existe el escáner, el objeto y el escanógrafo. El escanograma es una obra elaborada con el objeto fuera de su escenario. En todos sentidos, el escanograma no obedece a los paradigmas de la fotografia convencional.

La génesis de la obra de arte no es presenciada por el artista. Cuando el escáner lee el objeto para transformarlo en imagen ello ocurre sin la presencia y vigilancia del ojo humano. El escanógrafo solamente sabe que la creación inicial de la obra de arte ha concluido porque el zumbido de la luz ha cesado. (El sonido sustituyó al Click). En el aparato, el objeto se coloca boca abajo; no está frente al artista. La mirada del sujeto no está en contacto con el objeto. (El objeto se ha deslindado de la Mirada Humana). Esto es algo tan simbólico como probablemente revolucionario. El Ojo pasó de moda.

El escáner convierte al objeto en una señal digital necesariamente editable; no se le puede dar instrucciones al momento de escanear, por lo tanto, el software toma la función de la cámara. Por ejemplo el enfoque, la nitidez, el color y los contrastes no vienen con antelación a capturar la imagen sino posteriormente. El uso del software define esos atributos. Con la escanografía lo que sucedía antes ahora sucede después.

La fotografía comenzó siendo una máquina. Por eso desde su inicio mismo fue rechazada (recordemos la opinión negativa de Baudelaire en 1859) y con cada nueva máquina fotográfica renace la tecnofobia. (Una excepción fueron los futuristas, cuyo programa indicaba incorporar los avances tecnológicos dentro del quehacer artístico). Así, si ante la cámara digital hay todavía una renuencia de los fotógrafos analógicos, ante la escanografía esta repelencia es aún mayor. (Aquí se repite el mismo desprecio, digamos, que algunos músicos instrumentales sienten hacia los músicos electrónicos que prescinden de los instrumentos o las partituras y todo lo hacen a través de la computadora). Por ello he aquí un consejo para la venidera generación de escanógrafos: cada vez que un fotógrafo tradicional te pregunte irónicamente si dominas la fotografía con cámara, pregúntale si él domina el daguerrotipo. Adiós a la cámara.

 

   
[volver]




Si quieres recibir información de Cabrasola, suscríbete.
Si ya estás suscrito, puedes darte de baja




Cabrasola se colgó de la red en diciembre de 2001. Última actualización: vete tú a saber cuando ...
® Cabrasola 2001. Todos los derechos reservados.

info@cabrasola.com