TINA ESCAJA


ELENA FUENTES

POEMAS DE AMOR Y VIRUS Y OTROS PECADOS

ME LLAMAS
y son las cuatro y sin comer
la basura por cerrar
abierta el alma
y tú mojando en ella
putrefacta
el pan de tu deseo.

Nos morimos amor.
El fin de siglo acaba de mendrugos.
Succiono el borde de la farsa
y muero en sus despojos.
Te muero amor.

Presiona el rojo centro, botón rojo de estiercol
(amor y virus)
y a ver qué pasa.

 

PERMANECEN
los anuncios de anoréxicas
sus ecos desprovistos
calcinados.
Quedan las promesas por usar,
el óxido de las sirenas,
clavicémbalos.
Se fueron los paisajes imposibles
las vacas clónicas (taradas)
los pollos hormonados,
las invenciones cibernéticas ()
Permanece el paisaje (posible) en el techo azul del ginecólogo
repitiendo mentiras. Comentarios. (Paréntesis)
Quedan los instrumentos clínicos, el vientre y aguas rotas,
los dientes de los vientres (sus reflejos).
También mi terquedad hundida en el abismo Queda,
aparato genital expuesto al sol sin nubes.
Fornicando.

NO QUIERO ser vidente
Ser catástrofe
apedrearte amorSoy sólo tu palabra
amante sin tregua ni condón.
Soy esfera dura y frágil
para tu vuelo redondo.

De Respiración mecánica (e-book). Badosa.com, 2001.

 

A GLORIA FUERTES, POETA GRANDE


-¡Mientras haya guerras comeré pájaros fritos!
Antología y poemas del suburbio.

Los huérfanos huelen a madre,
los pobres a humo,
los ricos a brea
y el corazón a penumbra alegre
cuando caminas sola y poeta,
haciendo del verso derroche en pecho,
fractura y chiste,
mientras señalas con dedo gordo del pie
la falta,
tu nariz que denuncia, payasa y sabia,
pasada de tiesto,
salida de rosca,
el rojo hambriento de hambre y de hombres.

-¡Pecado, pecado, esa mujer trae el coño en la boca!
y lo anuncia con parabienes y cuchufletas,
y te lo entrega oloroso y tierno, entero y sabio, sin venta
ni circunspecto
asomo,
y al tiempo ejerces
enorme y divina Gloria, Cristo gigante de la gente buena,
y de los gatos,
y de las anginas,
y del color natural y humano,
esa condición tuya que te impusieron a muerdos
dices,
y con ella brincas rimas y fumas

pasada de meta,
amándolo todo,
y pides botas para descalzos
-que todavía hay muchos-
que votos no,
que no te dan,
que no te importan
de los señores aplausos ni distinciones

que tú superas, niña gigante, profeta Gloria.

Comerás pájaros fritos y yo culebras de alcanfor
mientras duren espasmos e iniquidades;
que se prohíban los vuelos mientras mueren poetas
de lo bueno y de los mendigos,
de los jóvenes descalabrados,
de las gentes sin amor y sin posibles,
la carne y verso de tu sabia pirueta.
contra corriente,
como las truchas.
¡A las almas! pues,
y al derroche de hilo bebido,
tu consejo,
tu acontecer sabio y denuncia arremetida,
mujer de verso en pecho
y de vuelo gigante.


Que inventen ellos
y que tú nos cuentes
en el ritmo grave de tu puro organillo,
al amparo y fisura del corazón
y a lápiz,
ese chotis tan tuyo,
incisivo y valiente.

de Códigos de barras (inédito)

 

Tina Escaja nació en Zamora (España) y reside en EEUU donde ejerce el profesorado de español en la Univesidad de Vermont. Es autora y editora de libros y artículos sobre poesía iberoamericana contemporánea. Como creadora ha obtenido, entre otros, el II Premio Hispanoamericano "Dulce María Loynaz" de Poesía (2003), quedando su relato "Bola luna" finalista en el VII Premio Internacional "Ana María Matute" de Narrativa de Mujeres (1994). Gran parte de su material poético, narrativo e hipertextual puede encontrarse en la editorial electrónica badosa.com, así como en su página personal www.tinaescaja.com.


 



[volver] Home

Rebaño Editorial Poesía Enlaces Relatos Pintura Vivir en bajito Denuncias Artículos Pasto de Cabrasola Poesía Visual

Cabrasola se colgó de la red en diciembre de 2001. Última actualización: vete tú a saber cuando ...
® Cabrasola 2001. Todos los derechos reservados.

info@cabrasola.com